lunes, septiembre 11, 2006

LAS FALSEDÁIS DEL CASTELLANISMU-ESPAÑOLISMU JHACIA CANTABRIA ( Las mentiras del castellanismo-españolismo acerca de Cantabria )

Endudablementi son una jhartáa las falsedáis que'l castellanismu-españolismu ha difundíu siempri jhacia'l muestru país. Equí desplicaremus las más cunucías.

1. Cantabria no es dengún enventu surdíu del Estáu Autunómicu autual. ( Cantabria no es ningún invento surgido del Estado Autonómico actual. )

Cantabria es una realidad nacional histórica. La primera mención que se hace de nuestro país es una cita de Estrabón del año 195 a.c. " El río Ebro nace entre los cántabros... " Cantabria mantuvo una feroz lucha de independencia frente a los romanos ( "Guerras cántabras " años 29 - 19 a.c. ).

En el siglo VIII, nace el Ducado de Cantabria. El tercer duque, Alfonso, se convertirá en Rey de Asturias y Duque de Cantabria al casarse con Emersinda, hija del caudillo astur Don Pelayo.

Durante los siglos posteriores las distintas comarcas de Cantabria se organizaban en asambleas propias de gobierno, que el 28 de Julio de 1778 se agruparon todas bajo la Junta de los Valles de Cantabria que se reunía en la Casa de Juntas de Puente San Miguel. Dicha institución funcionó como organo de gobierno de nuestro país hasta la artificial divísión provincial de 1833, en la que el centralismo, en su perversa y tradicional obsesión por eliminar nuestra identidad nacional, suprimió el nombre de Cantabria y nos convirtió en la patética " provincia de Santander ".

En el primer tercio del siglo XX, destaca la figura de Santiago Fuentes Pila. Considerado el padre del cantabrismo, lucho por la recuperación de nuestra identidad nacional histórica y por la concesión de una autonomía para nuestro país. Célebre es su cita: " Hoy, nosotros, los hijos de estas costas y montañas, nos sentimos, somos y no queremos dejar de ser cántabros."

Durante la república diversas organizaciones trabajan por la elaboración del Estatuto de Autonomía para Cantabria, siendo el Partido Federal el que presenta su proyecto de Estatuto y es aprobado por la Diputación en Mayo de 1936. Durante un año, el Consejo Regional de Cantabria es la institución que gobierna de facto nuestro país al quedar aislado el norte penínsular del control gubernativo republicano tras el golpe de Estado fascista de Julio de 1936.

En la última etapa del franquismo, año 1966, el entonces presidente de la diputación provincial, Pedro de Escalante y Huidobro, presentó una sorprendente -dadas las circunstancias- moción en favor de la recuperación de la identidad histórica de Cantabria.

Tras la muerte de Franco, nace ADIC -primer organización nacionalista cántabra legalizada- en 1976 y comienza la lucha por la autonomía que se consigue en 1981 con la aprobación de un estatuto bastante limitado en su capacidad de autogobierno.

2. Cantabria tié una identidá nacional sellenca y siempri jhué perjhudicáa polos enteresis castellanu-españolis. ( Cantabria tiene una identidad nacional propia y siempre fué perjudicada por los intereses castellano-españoles. )

Como hemos visto, Cantabria tiene una historia propia y los vínculos con Castilla son los mismos que pueda tener Euskal Herria, Asturias ó Galicia cuando fueron integradas junto con Cantabria en la Corona de Castilla. Cantabria fué completamente ajena al nacimiento de Castilla ( la mentira de las mentiras difundidas por nuestros enemigos ) ya que tuvo lugar en la actual provincia de Burgos. Recordemos que la primera mención del nombre "Castilla", en 794, hace referencia a Alava, y la aparición del nombre de "Castilla" como tal, 15 de Septiembre del año 800, hace referencia al valle de Mena ( Burgos ). Por cierto, en la división administrativa de España del siglo XVI aparece Cantabria junto con Asturias formando el "Principado de Asturias y Cantabria " ( recordemos que los origenes del reino asturiano son consecuencia del tronco dinástico surgido por el matrimonio entre el tercer duque de Cantabria Alfonso y la hija de Pelayo, Emersinda, por lo que obviamente los descendientes de aquellos eran monarcas de los dos países ) y claramente separado de la Castilla propiamente dicha. ( Ver mapa en "Historia de Castilla y León " Tomo I de Ediciones Reno de Valladolid. )

Castilla siempre tuvo una aptitud hostil hacia Cantabria ( como después el Estado español ). La corona de Castilla suprimió los fueros cántabros en el año 1494 y sometió a nuestros puertos a la autoridad del Consulado de Burgos, el cual expolió toda la riqueza de las villas de la costa de Cantabria y dejó en un lamentable estado nuestros puertos. Igualmente, torpedearon los intentos de dar salida a la lana castellana a través del puerto de Laredo, ya que nunca apoyaron la construcción del camino Burgos- Laredo. Es curioso que el verdadero puerto de Castilla haya sido históricamente Bilbao y no Santander, dado que es a través de ahí por donde se exportaron siempre las mercancías castellanas.

En los siglos posteriores XIX y XX, el centralismo español trató de castellanizar Cantabria para convertirla en una especie de cortafuegos entre Asturias y Euskal Herria. ( Esto ya fue expuesto en un artículo anterior. )

3. Cantabria SI tié carauterísticas sellencas que la decinen comu nación. ( Cantabria SI tiene características propias que la definen como nación. )

Es tradicional que los sectores castellano-españolistas traten de rediculizar el carácter de nación que reconocemos desde el soberanismo cantabrista para con nuestro país. No es un capricho ni una afirmación gratuita, responde a criterios puramente científicos: 1) Historia. Ya hemos visto que Cantabria ha tenido a lo largo de los siglos una historia propia en la que no han faltado los órganos seculares de gobierno representativo y que éste país ha mantenido sus rasgos diferenciales hasta nuestros días. 2) Cultura. Cantabria tiene una cultura propia que se manifiesta en sus costumbres, modos de poblamiento, arquitectura, folclore , etc. 3) lengua. Cantabria tiene una lengua propia: el cántabru, que forma un diasistema lingüístico con el asturiano, leonés, mirandés y castuo ( extremeño ). 4) Estructura socioeconómica. Y 5) Geografía. Además de esto, existe una conciencia de pueblo diferenciado.

La presión mediática, política y económica del españolismo hace que Santander y otras localidades turísticas de Cantabria aparezcan masivamente instrumentalizadas (con banderas españolas, símbolos fascistas, etc. ) para dar a entender al visitante que en cantabria no existe la lucha nacional. Lo cual no se sostiene por ninguna parte. La mera existencia de un partido de izquierda soberanista cántabra ( que elección tras elección va aumentando en votos ) desmiente los sueños caciquiles del españolismo.

¡CANTABRIA POLA SU ENDEPENDENCIA - ARRONTI CANTABRIA LIBRI!