jueves, agosto 24, 2006

CANTABRIA: IDENTIDAD NACIONAL SECUESTRADA

El poder central siempre utilizó a Cantabria como un cortafuegos entre la Asturias revolucionaria y el País Vasco nacionalista. Dicha estrategia pasaba por " secuestrar " ( esto es hacer desaparecer, o al menos intentarlo ) la identidad propia del Pueblo Cántabro. Para ello, se hizo todo lo posible por tratar de castellanizar Cantabria: 1) Imposición del castellano y política de exterminio de la lengua propia de Cantabria: el cántabru ( también llamado por algunos montañés o hablas cántabras ). 2) Institucionalización de la cartografía donde se metía contra natura a Cantabria a Castilla ( y que tanto gusta a los imperialistas castellanos ). 3) Ataque sistemático a la cultura y las costumbres propias de Cantabria e introducción de elementos culturales ajenos a nuestro país. 4) Ocultación deliberada de la historia de Cantabria como entidad nacional e imposición de la doctrina historicista castellano-españolista.
Prácticamente, hasta a la constitución de la Comunidad Autónoma de Cantabria ( una organización política muy limitada y de la que quedaron fuera territorios que historicamente siempre han formado parte de la Nación Cántabra ) se ocultó al pueblo cántabro su lucha y su amor por su independencia frente a romanos, visigodos y árabes. Es necesario recordar que el nombre de Cantabria apareció en un texto de Estrabón en el año 195 a.c. y que para cuando aparece Castilla en la historia ( año 800 ) , Cantabria ya llevaba casi mil años de andadura histórica.
Hubo varios intentos de alcanzar una cierta soberania politica y un autogobierno y por fin el 28 de Julio de 1778 Cantabria volvia a tener instituciones propias de autogobierno ( que abarcasen al país en su conjunto pues hasta entonces cada comarca tenia las suyas propias ) representadas en la Junta de los Valles de Cantabria.
Cuando se hizo la artificiosa división provincial de 1833 no se tuvo en cuenta ni el territorio histórico del país ni se le respeto el nombre, siendo el primer paso hacia la política de secuestro identitario del Pueblo Cántabro.
En 1982 recuperamos el autogobierno muy limitado y nuestro nombre nacional pero aún estamos muy lejos de conseguir el resurgimiento nacional de Cantabria empezando por su reconocimiento como Nación y el derecho del Pueblo cántabro a la autodeterminación.
Los políticos de Cantabria tienen la palabra, aunque el cantabrismo de izquierda representado por el Conceju representa la gran esperanza de que algún dia Cantabria deje de tener secuestrada su identidad nacional.