jueves, agosto 31, 2006

LA MUESTRA LINGUA: EL CÁNTABRU ( NUESTRA LENGUA: EL CÁNTABRO )

CÁNTABRU:

Encontó de las tocháas que'l muestru Presidenti Revilla diz por tolas partis sobri que la nacendia del "español-castellanu " jhué'n Cantabria,la rialidá es que l'única lingua nacía n'esti país jhué'l Cantabru.
El cántabru jhorma parti del mesmu diasistema ligüístico que'l asturianu, el lionés,el mirandés y el castúo estremeñu. Huy s'alcuentra n'un prucesu de resurdimientu tres una jartáa d'años en francu peligru d'esapaición. El su autual territoriu d'esparcimientu s'alcuentra enos vallis del Nansa y Cagüerniga y ena Cumarca del Pas.
Autualmente daqui collas ( Aición pol Cántabru, Mozandáa,... )empartin daqui cursos de continu pala denseñanza del cántabru y amás aluchan pola proteición y la decensa d'esta lingua que jhabla'l pueblu cántabru dendi jhaz siglos encontó del centralismu.

ESPAÑOL-CASTELLANO:

A pesar de las tonterías que nuestro Presidente Revilla dice por todos los sitios sobre que el nacimiento del español-castellano tuvo lugar en Cantabria, la realidad es que la única lengua nacida en este país es el cántabru.
El cántabru forma parte del mismo diasistema lingüístico que el asturiano, el leonés, el mirandés y el castúo extremeño. Hoy se encuentra en proceso de recuperación tras bastantes años en franco peligro de desaparición. Su actual territorio de difusión se encuentra en los valles del Nansa y Cagüerniga y en la Comarca del Pas.
Actualmente varias asociaciones ( Aición Pol Cántabru, Mozandáa,... )imparten algunos cursos regularmente para la enseñanza del cántabru y además luchan por la protección y la defensa de esta lengua que habla el pueblo cántabro desde hace siglos a pesar del centralismo.

BIBLIOGRAFIA SOBRE CANTABRIA

Relación de libros sobre diversos temas relacionados con Cantabria:

HISTORIA

- " LOS CÁNTABROS " de Joaquín González Echegaray - ED. Estudio.
- " CANTABRIA A TRAVÉS DE SU HISTORIA " de Joaquín González Echegaray - Institución Cultural de Cantabria.
- " La Cantabria " de Enrique Flórez - ED. Estudio.
- " Roma contra cántabros y astures " de Eutimio Martino - ED. Sal Terrae.
- " Los cántabros y astures y su guerra con Roma " de Adolf Shulten - ED. Estudio.
- " Los cántabros antes de Roma " de Eduardo Peralta Labrador - Real Academia de Historia.
- " Cantabria en la transición al medievo " de Joaquín González Echegaray - ED. Estudio.
- " La Provincia de Cantabria " de Jose Luis Casado Soto - Institución Cultural de Cantabria.
- " Cantabria vista por viajeros de los siglos XVI y XVII " de Jose Luis Casado Soto - Consejería de cultura del Gobierno de Cantabria.
- " Cantabria histórica " de Manuel Felipe de la Mora Villar.
- " Presencia e influencia de ADIC en la historia de Cantabria " de Manuel Alegría - ED. Tantín.


ETNOGRAFIA

- " Manual de Etnografía cántabra " de Joaquín Gonzalez Echegaray - ED. Estudio.
- " El lenguaje popular de la Cantabria montañesa " de Adriano García Lomas - ED. Estudio.
- " Formas dialectales y toponimicas de Cantabria " de Vicente Renero.






-

jueves, agosto 24, 2006

CANTABRIA: IDENTIDAD NACIONAL SECUESTRADA

El poder central siempre utilizó a Cantabria como un cortafuegos entre la Asturias revolucionaria y el País Vasco nacionalista. Dicha estrategia pasaba por " secuestrar " ( esto es hacer desaparecer, o al menos intentarlo ) la identidad propia del Pueblo Cántabro. Para ello, se hizo todo lo posible por tratar de castellanizar Cantabria: 1) Imposición del castellano y política de exterminio de la lengua propia de Cantabria: el cántabru ( también llamado por algunos montañés o hablas cántabras ). 2) Institucionalización de la cartografía donde se metía contra natura a Cantabria a Castilla ( y que tanto gusta a los imperialistas castellanos ). 3) Ataque sistemático a la cultura y las costumbres propias de Cantabria e introducción de elementos culturales ajenos a nuestro país. 4) Ocultación deliberada de la historia de Cantabria como entidad nacional e imposición de la doctrina historicista castellano-españolista.
Prácticamente, hasta a la constitución de la Comunidad Autónoma de Cantabria ( una organización política muy limitada y de la que quedaron fuera territorios que historicamente siempre han formado parte de la Nación Cántabra ) se ocultó al pueblo cántabro su lucha y su amor por su independencia frente a romanos, visigodos y árabes. Es necesario recordar que el nombre de Cantabria apareció en un texto de Estrabón en el año 195 a.c. y que para cuando aparece Castilla en la historia ( año 800 ) , Cantabria ya llevaba casi mil años de andadura histórica.
Hubo varios intentos de alcanzar una cierta soberania politica y un autogobierno y por fin el 28 de Julio de 1778 Cantabria volvia a tener instituciones propias de autogobierno ( que abarcasen al país en su conjunto pues hasta entonces cada comarca tenia las suyas propias ) representadas en la Junta de los Valles de Cantabria.
Cuando se hizo la artificiosa división provincial de 1833 no se tuvo en cuenta ni el territorio histórico del país ni se le respeto el nombre, siendo el primer paso hacia la política de secuestro identitario del Pueblo Cántabro.
En 1982 recuperamos el autogobierno muy limitado y nuestro nombre nacional pero aún estamos muy lejos de conseguir el resurgimiento nacional de Cantabria empezando por su reconocimiento como Nación y el derecho del Pueblo cántabro a la autodeterminación.
Los políticos de Cantabria tienen la palabra, aunque el cantabrismo de izquierda representado por el Conceju representa la gran esperanza de que algún dia Cantabria deje de tener secuestrada su identidad nacional.

jueves, agosto 17, 2006

NUESTRO CABALLO DE BATALLA: LA REFORMA DEL ESTATUTO

No hace falta ser muy intuitivo para saber que los últimos movimientos en la política de Cantabria, como la sospechosa aparición de grupos anti-autonomia cántabra, van encaminados a minusvalorar, frenar o situar a la baja la próxima e imprescindible reforma del Estatuto de Cantabria.

Y ese es precisamente el caballo de batalla hacia donde el cantabrismo de izquierdas debe encaminar todos sus esfuerzos: una reforma en profundidad de nuestro actual y descafeinado Estatuto.

¿ Que debería incluir esa Reforma ?

Las lineas principales de esa reforma deberian contener al menos los siguientes puntos:

1. Reconocimiento del carácter nacional de Cantabria tanto en el Preámbulo como en el Artículo 1.

2. Derechos y deberes del ámbito civil y social.

3. Asunción del Lábaru como bandera nacional y oficial de Cantabria.

4. Inclusión de un artículo que posibilite la integración en Cantabria de aquellos territorios que históricamente siempre han pertenecido a Cantabria, como Rivadedeva, Peñamellera Alta y Baja, Riaño, La Pernía, Espinosa de los Monteros, Valle de Carranza,..., si así lo decidiesen democráticamente sus habitantes.

5. Creación de nuevas instituciones como la Cámara de Cuentas de Cantabria, Policía autonómica o la Agencia Tributaria propia.

6. La defensa del patrimonio cántabro en toda su extensión.

7. La inclusón del cántabru como lengua oficial de Cantabria, o al menos, de su reconocimiento como patrimonio cultural de nuestro país.

8. La inclusión de mecanismos de corrección como la orografia, la dispersión o la población flotante no censada en Cantabria a la hora de establecer el sistema de financión.

9. La defensa explicita de lo publico y de un modelo laico de enseñanza.

10. Cualquier otra circunstancia que nos permita igualarnos a las comunidades autónomas dotadas de mayor autogobierno, pues Cantabria se lo merece, no ya sólo por la bimilenaria historia y riqueza cultural, sino porque el Pueblo Cántabro lleva siglos sufriendo la ignorancia y expoliación del poder central y reiterados ataques a su identidad nacional.

Lo anteriormente expuesto no impide que desde el cantabrismo de izquierdas podamos seguir reivindicando un mayor grado de libertad, que iría desde la asunción de competencias en el marco de las relaciones laborales ó una hacienda propia similar a la foral del País Vasco y Navarra hasta el derecho de autodeterminación del Pueblo Cántabro. Es decir, el derecho a decidir libremente nuestro futuro como pueblo sin que otros nos impongan lo que tenemos que hacer, decir o ser.

De ahí que las próximas elecciones sean vitales. Ya sabeis, si quereis más de lo mismo: mediocridad, apoyar al PP-PSOE-PRC. En cambio, si quereis un futuro propio no hay otro camino: CONCEJU.

viernes, agosto 11, 2006

CANTABRIA, ENTIDAD NACIONAL DESCONOCIDA

De todas las realidades nacionales que conforman ese Estado plurinacional que llamamos España seguramente Cantabria es la nación más desconocida, y eso a pesar de su bimilenaria historia y su poderoso acervo cultural. Entre los principales factores que llevan a obviar a Cantabria como una identidad nacional singular están las intoxicaciones mediáticas y de otra índole llevadas a cabo tanto por el radicalismo españolista-castellanista como poderes económicos a los que siempre ha interesado que el Pueblo Cántabro no tuviera un grado de conciencia nacional y evitar de ese modo posibles reivindicaciones contrarias a sus intereses. No obstante y a pesar de la fuerte presión y diversidad de medios empleados para intentar un auténtico lavado de cerebro a los cántabros, entre nuestro pueblo existe un fuerte sentimiento de identidad colectiva. Es de esperar que la próxima reforma de nuestro Estatuto de Autonomía recoja al fin el carácter nacional de Cantabria, superarndo asi la artificial definición actual de " Comunidad Histórica " que los políticos de turno nos endosaron a los cántabros.
El territorio nacional histórico de Cantabria es algo más amplio que el que encierra la actual Comunidad Autónoma, limitando al norte con el mar cantábrico, al sur con Castilla en el eje Cistierna-Ubierna, al este con Euskadi en el margen izquierda del río Nervión y al oeste con Asturias en el río Sella.
Aunque la capital autonómica es Santander, el centro administrativo estuvo en Puente San Miguel ( Casa de Juntas de los siglos XVIII y XIX ) e históricamente en tiempos de los romanos y del Ducado de Cantabria en Amaya. En la actualidad las opiniones más generalizadas sostienen que la capital de la nación cántabra debiera eregirse en Torrelavega por su centralidad y significación.
Cantabria, una nación con dos mil años de historia que supo sopreponerse a las distintas invasiones y agresiones de otros pueblos también sabrá ahora encarar su proyecto nacional para el siglo XXI